Ramón Dupuy habló con Télam a un año del crimen de su nieto. Desde el 10 de noviembre, la madre del niño, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja, Abigail Páez, están siendo sometidas a un juicio oral en los tribunales de Santa Rosa, donde se las acusa de «homicidio triplemente calificado» y «abuso sexual».

A un año del crimen de Lucio Dupuy, el niño de cinco años asesinado en noviembre de 2021 en la capital pampeana, su abuelo dijo que «luchará todos los días» de su vida para que no haya otro crimen similar y pidió que la madre de la víctima y su pareja sean condenadas a «prisión perpetua sin beneficios» en el juicio oral que actualmente se está desarrollando en Santa Rosa.

«El 26 de noviembre del año pasado nos mataron en vida. Iremos hasta las últimas consecuencias para obtener justicia. Se lo prometimos a ‘Lucito’ en su nicho», señaló emocionado en diálogo con Télam Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, a un año del hecho.

Desde el pasado 10 de noviembre, la madre del niño, Magdalena Espósito Valenti, y su pareja, Abigail Páez, están siendo sometidas a un juicio oral en los tribunales de Santa Rosa, donde se las acusa de «homicidio triplemente calificado» y «abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización», en perjuicio del menor.

El debate está a cargo del Tribunal de Audiencias de Santa Rosa, integrado por los jueces Aníbal Olié, Alejandra Ongaro y Daniel Sáez Zamora y se desarrolla a puertas cerradas ya que la víctima era menor de edad y se debate un delito contra la integridad sexual.

Al respecto, fuentes judiciales afirmaron a Télam que la tercera semana del juicio finalizó con cuatro testimonios, entre ellos una maestra y los tíos del niño.

A su vez, los voceros adelantaron que restan otras cuatro semanas de debate en el Centro Judicial de Santa Rosa antes de escuchar los alegatos finales, que están programados para el 22 de diciembre.

Al respecto, el abuelo de la víctima expresó que se mantiene atento a todos los detalles del juicio, sobre el cual dijo estar «muy conforme» con su desarrollo y espera que las imputadas reciban una «condena ejemplar para toda La Pampa y toda la Argentina».

«Hablo todos los días con mi abogado. Estoy convencido de que deben recibir una condena de reclusión perpetua sin beneficio. Estoy conforme con cómo se están desarrollando hasta ahora las audiencias», señaló Ramón, quien es representado por el letrado Mario Aguerrido.

En ese sentido, Aguerrido expresó a esta agencia que «el juicio va de acuerdo a lo esperado».

«Se está cerrando el círculo. Ya han declarado 36 de los 105 testigos que están previstos», confió el abogado.

Por otra parte, el abuelo de Lucio dijo que vive el aniversario de la muerte de su nieto «con el mismo dolor del primer día».

«Yo soy un abuelo que perdió a un nieto al que amaba con locura. La herida jamás va a cerrar. Jamás se nos va a ir el dolor. Lucio para nosotros nos marcó un antes y un después. Nadie me lo devolverá jamás», lamentó Ramón.

A pesar de su tristeza, el abuelo de Lucio dijo que su «dolor se ha transformado en lucha» y que peleará «todos los días de su vida» para que no se vuelva a repetir un caso similar.

La «Ley Lucio»

«Seguimos para que no vuelva a ocurrir otro Lucio. Todavía no hemos podido hacer un duelo. Yo me podría quedar en casa encerrado, pero no es así», señaló el hombre, que tiene como objetivo que se sancione la «Ley Lucio», la cual obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados el pasado 9 de noviembre.

Dicho proyecto establece la capacitación obligatoria en materia de derechos de la infancia y violencias contra niñas, niños y adolescentes para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

«Deseamos mucho que se apruebe este año. La ley es muy importante para poder a trabajar con los chicos vulnerados con sus derechos», manifestó Dupuy.

Sobre este punto, Ramón reveló que recibió «miles de denuncias» en las que fue alertado de situaciones de maltrato infantil.

«La cantidad de casos que me llegan es increíble. Es por eso que queremos involucrarnos con el prójimo para cuidar nuestro futuro: los chicos. Quiero ponerme a disposición de quien lo necesite», exclamó.

Con motivo del aniversario del asesinato de Lucio, la organización civil que lleva su nombre organizó una manifestación frente al Congreso Nacional, que se realizó este sábado y en la cual se pidió por la aprobación de la «Ley Lucio», a la vez que se realizaron una serie de homenajes al niño.

FAMILIARES MARCHARON AL CONGRESO, A UN AÑO DEL INFANTICIDIO

Familiares de Lucio Dupuy y agrupaciones de la sociedad civil marcharon en la mañana del sábado al Congreso Nacional para homenajear al niño de cinco años asesinado hace un año en la capital de La Pampa, a la vez que reclamaron que sea sancionada la ley que lleva su nombre.

La concentración comenzó pasadas las 10 frente a la sede del Poder Legislativo, donde concurrieron varias organizaciones que luchan por los derechos de las infancias, algunos autoconvocados y la familia paterna de la víctima.

«Justicia por Lucio», «Con mis hijos no se metan» y «No más jueces corruptos» fueron algunos de los carteles que portaban los casi 300 manifestantes que se concentraron con bombos y cánticos frente al Congreso, donde se montó un escenario.

«Lucio, presente, ahora y siempre», cantaron durante el homenaje al niño de 5 años asesinado, en el cual también pidieron que sea sancionada la «Ley Lucio», la cual busca que los funcionarios judiciales sean capacitados sobre los derechos de los niños.

«Lo que pasó con la Justicia fue una vergüenza. Tenemos que hacer esta presencia para que nos miren y nos escuchen. A Lucio lo masacraron. Hoy le rendimos homenaje acá. Para él le dedicamos este fuerte aplauso. Él era mi vida. Dos asesinas por odio a mi hijo cranearon su muerte cuando una jueza les dio la tenencia. Esa fue la sentencia de muerte de Lucio», exclamó con lágrimas en sus ojos el abuelo de la víctima, Ramón, quien fue uno de los oradores de la jornada.

En ese sentido, Silvia, abuela del niño de 5 años asesinado dijo: «Fui su abuela todo el tiempo que pude. Yo lo sigo amando y lo voy a seguir haciendo. Ahora, lo que nos queda es darle el impulso a la ley».

Por último, «Palomo» González, referente de la Asociación Civil Lucio Dupuy, manifestó que trabajarán para «luchar por los chicos que quedan».

«Ojalá esto lo pueda ver todo el país», cerró.

El crimen de Lucio

Ocurrió el 26 de noviembre de 2021, cuando el chico murió a raíz de los golpes recibidos, tras lo cual, detuvieron a su madre y a la pareja de esta, quienes en un primer momento estuvieron alojadas en la seccional 6ta. de Santa Rosa, donde recibieron duras agresiones, por lo que luego las derivaron a San Luis.

Según la autopsia, solicitada por la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), el niño «presentaba politraumatismos por golpes, mordeduras y quemaduras, de vieja y reciente data» y que el deceso se produjo por una «hemorragia interna», producto de las agresiones.

«En mis casi 30 años de profesión nunca vi algo así», había dicho a Télam el forense Juan Carlos Toulouse.

Tras la muerte de Lucio se determinó que el niño había sido asistido al menos cinco veces en un lapso de tres meses por politraumatismos en distintos centros asistenciales de La Pampa, aunque no había denuncias de profesional alguno al respecto, como así tampoco de las autoridades del jardín de infantes al que asistía.

Por tal motivo, se inició una investigación administrativa a nivel gubernamental para establecer responsabilidades de funcionarios en la omisión de denuncias que pudieron haber evitado este desenlace.

«La familia quiere que se investigue el rol de cada una de las áreas del Estado que intervinieron y no denunciaron, como la de Salud. Entiendo que el protocolo ante la intervención con un menor no establece que la situación queda sujeta al criterio del médico, sino que se tiene que denunciar la situación objetiva, que es que un menor ingresa traumatizado», había manifestado a Télam el abogado Aguerrido.