Entre el 15 de diciembre de 2023 y el 31 de enero de este año viajaron 17 millones de turistas, que gastaron 2,8 billones de pesos entre alimentos, transporte, alojamiento, recreación y compras varias, señaló la entidad.

Los primeros 46 días de la temporada de verano tuvieron un 16,8% menos de turistas que en la temporada anterior pero la afluencia de viajeros del exterior«ayudó a compensar» el balance económico, que hasta hoy muestra un aumento interanual del gasto del 6,4% en términos reales, que medido por persona se eleva al 31,4%.

Los datos forman parte de un relevamiento dado a conocer este viernes por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en un informe en el que destacó a la Patagonia como «destino potente», en contraposición a un norte «golpeado».

«Las inundaciones en el Litoral, las tormentas en la Costa Atlántica, el fin del programa Previaje y los incrementos de precios respecto del año pasado incidieron en la menor predisposición de las familias a viajar», señaló CAME, además de advertir que «el turista internacional ayudó a compensar».

En declaraciones a Télam Radio, el secretario de Turismo de la entidad, Gregorio Werchow, remarcó que la situación general «impactó sin lugar a dudas en todo lo que sea la economía, no sólo la economía doméstica, la economía regional y, por supuesto también repercute en el área turística».

«No podemos ignorar que se tratan de unas vacaciones atípicas, en un año muy especial con el cambio de gobierno, con nuevas medidas y demás», agregó.

Entre el 15 de diciembre de 2023 y el 31 de enero de este año viajaron 17 millones de turistas, que gastaron 2,8 billones de pesos entre alimentos, transporte, alojamiento, recreación y compras varias, señaló la entidad.

La cantidad de turistas se redujo un 16,8% frente al mismo período de la temporada 2023, aunque el gasto económico total real creció 6,4%, con un gasto diario por turista promedio de $ 40.823, un 31,4% mayor al año de la temporada pasada.

Al respecto, Werchow subrayó que los datos recogidos por CAME demuestran «que cambió totalmente el formato vacacional de la gente, que ya no se sale por períodos largos, sino se sale varias veces al año por periodo corto».

Turistas extranjeros

La mejora en los ingresos, a pesar de la caída en la cantidad de turistas, obedeció a «la fuerte afluencia del visitante internacional, que llegó de los más variados destinos del mundo, y que gastó mucho», señaló CAME.

El hecho fue valorado como «positivo» por el secretario de Turismo de la entidad, quien consideró que «el impacto en la visita de turistas extranjeros, sin lugar a dudas fue favorecido por el (tipo de) cambio».

La entidad citó datos oficiales, que indican que «sólo en las primeras dos semanas de enero ingresaron 460.000 turistas extranjeros al país, 33,5% más que en igual período de 2023», en tanto se estima que «habrían gastado unos US$ 312 millones en esa primera quincena».

La estadía media en lo que va de la temporada fue de 4 días (vs. 4,3 días en la temporada 2023), merma que se explica porque «el residente local redujo su tiempo de permanencia en el destino elegido para achicar gastos», aclaró.

La Patagonia y el Norte

En cuanto a las preferencias regionales, Werchow especificó que «en el Sur no hubo disminución de personas visitando turísticamente, ya que ha tenido un gran impacto la visita de turistas extranjeros y solamente durante enero hubo un desembarco de casi 300 cruceros».

Al respecto, el informe de CAME resaltó que la Patagonia «sobresalió con estadías más largas y muchas ciudades con ocupación arriba del 90%».

«En el Norte -y fundamentalmente las 10 provincias del norte grande- la disminución fue superior al 30%, pero como medimos la media nacional nos dio casi 20% de personas movilizadas, con un nivel de gasto promedio de $ 40.000 por día por persona en todo concepto», precisó Werchow, en un contexto en el que «el clima los costos de permanencia y el encarecimiento del transporte desanimaron al turista nacional».

CAME completó el panorama regional indicando que «en la región Centro hubo muchos altibajos, con estadías más cortas que el año pasado», sobresaliendo «la costa argentina y Córdoba, y en menor medida las ciudades de la costa del Río Uruguay».

También puntualizó que «si bien la segunda quincena de enero resultó mejor que la primera para la mayoría de los destinos, esto no alcanzó para recuperar lo perdido en diciembre y la mitad inicial de enero».

Respecto de febrero, Werchow advirtió que las proyecciones de CAME permiten concluir en que pasada la primera quincena «prácticamente va a desaparecer la movilidad argentina en lo que sea turismo».

Agencia TELAM